Siempre hay un smartphone que atrae todas las miradas en el Mobile World Congress. Y en esta edición parece que la corona pertenece al Xiaomi 14. A falta de buques insignia de otras marcas, presentados en su mayoría con antelación o postergados, el fabricante chino saca pecho. Aunque la suya es una presentación que venía con spoilers, pues la compañía lanzó los dispositivos en su país de origen hace unos días.

Los dos smartphones de más alta gama de Xiaomi cuentan con una cámara desarrollada en colaboración con el especialista alemán en ópticas Leica. Pero antes de entrar en detalles, el presidente del grupo, William Lu, ha abierto el evento con unas palabras que deslizan la estrategia de la compañía. Su centro neurálgico es su flamante sistema operativo HyperOS.

El responsable de Xiaomi ha destacado que su compañía cuenta con casi 700 millones de dispositivos de IoT (Internet de las cosas) activos. El objetivo es que todos ellos, al menos los más recientes y los que se vendan de ahora en adelante, funcionen con HyperOS. La plataforma está preparada para facilitar la conexión de todos los terminales entre sí. Y en esa dirección apunta la estrategia que Lu ha puesto sobre la mesa, resumida en tres pilares: personas, coches y hogar. De las tres solo hay una categoría que el fabricante no cubre aún, pero espera hacerlo muy pronto. Anteriormente, ya había anunciado su coche eléctrico, Xiaomi SU7, una apuesta que también se ha mencionado durante el evento.

A continuación, la compañía se ha zambullido en sus nuevos smartphones. La cámara ha sido la estrella de la presentación. La alianza estratégica con Leica, refrendada por la aparición de Matthias Harsch, CEO de la compañía alemana en el escenario, ha dado sus frutos. El Xiaomi 14 Ultra monta cuatro sensores en la parte trasera. Todos son de 50 megapíxeles, pero juegan con otras especificaciones para obtener un el mejor rendimiento fotográfico posible. La lente principal tiene una apertura variable de f/1,63 – f/4,0, de manera que permite ajustes controlados de la luminosidad y el desenfoque. La marca ha diseñado el dispositivo para hacer frente a diferentes escenarios. Por eso ha añadido dos teleobjetivos, uno con distancia focal de 120 mm y el otro, de 75 mm, así como un gran angular de 12 mm. Las cámaras también pueden grabar vídeo en 8K o en 4K a 120 fps (frames por segundo).

El hermano menor se conforma con una triple cámara, que también monta lentes Leica de 50 megapíxeles. Las especificaciones son más modestas pero igualmente propias de una gama alta. El rango de distancia focal que cubren sus sensores va de los 14 mm del gran angular a los 75 mm del teleobjetivo. La compañía señala que la distancia mínima de enfoque es de 10 cm. Además, ambos dispositivos cuentan con la nueva tecnología Xiaomi AISP, orientada a mejorar las fotografías con inteligencia artificial. “No se puede presentar un producto en 2024 sin hablar de IA”, ha sido una de las frases pronunciadas desde el escenario. Y evidentemente la presentación ha estado trufada de referencias a la IA.

Los Xiaomi 14 montan un chip Snapdragon 8 Gen 3, el mismo que utilizan los estandartes de otras marcas, como el Samsung Galaxy S24 Ultra. Ambos vienen equipados con conectividad WiFi 7 y 5G. Estos terminales ya cuentan con Xiaomi HyperOS, que sustituye al anterior sistema operativo de la compañía, MIUI. Su base tecnológica también es Android, pero abarca no solo a los smartphones de Xiaomi, sino a wearables, tabletas, dispositivos de IoT, televisores e incluso coches.

El Xiaomi 14 Ultra cuenta con una pantalla AMOLED de 6,73 pulgadas, con una densidad de píxeles de 522 ppp y una tasa de refresco de hasta 120Hz. La pantalla de la versión básica de la serie es de 6,36 pulgadas, con tecnología AMOLED y una densidad de 460 ppp. Su batería es de 4610 mAh, mientras que la versión Ultra cuenta alcanza los 5000 mAh.

El Xiaomi 14 se vende a partir de 999 euros, con una configuración de 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento, mientras que el Xiaomi 14 Ultra tiene un precio de 1.499 euros (en su versión de 16GB de RAM y 512 GB de capacidad). Ambos están disponibles ya en el mercado.

El fabricante chino también ha aprovechado para presentar una tableta, la Xiaomi Pad 6s Pro 12.4, con una pantalla de 12,4 pulgadas de 3K y una frecuencia de refresco de 144 Hz, así como una pequeña ornada de dispositivos wearable. En el escenario han aparecido la Smart Band 8 Pro, que ofrece varias opciones de ejercicio y cuenta con funciones para monitorizar parámetros de salud, y dos smartwatch: el Watch S3, con reminiscencia a reloj clásico, y el Watch 2, cuya batería promete una larga duración, de hasta 65 horas de uso típico.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *