La compañía de telecomunicaciones Orange ha experimentado problemas con su conexión a Internet. Según han comentado varios usuarios en redes, y ha posteriormente comentado la compañía a través de su cuenta en X (antes conocida como Twitter) los problemas han empezado desde primera hora de la tarde de este miércoles. “Tenemos detectada una incidencia generalizada con nuestro servicio a nivel nacional, pero que afortunadamente ha sido detectada muy rápido (gracias en gran parte a todos vuestros comentarios y avisos) y ya estamos trabajando para solucionarla cuanto antes” ha contestado la compañía a un usuario que estaba experimentando problemas con la conexión. A las 19.30 horas, la operadora ha comunicado que el servicio estaba “prácticamente restablecido”.

La compañía ha reconocido que ha sufrido un ataque informático, tal como ha explicado en otra publicación: “La cuenta de Orange en el centro de coordinación de redes IP (RIPE) ha sufrido un acceso indebido que ha afectado a la navegación de algunos de nuestros clientes”. “Confirmamos que en ningún caso los datos de nuestros clientes están comprometidos, solo ha afectado a la navegación de algunos servicios”, añadía.

Las incidencias han empezado a las cuatro de la tarde, según registra la web DownDetector, especializada en detectar en tiempo real percances en servicios conectados a internet. Sin embargo, a las siete de la tarde la situación ya había empezado a mejorar, así como ha confirmado la compañía horas más tarde del inicio de la incidencia en otra publicación en X. “Para los que nos comentabais que estabais teniendo problemas para acceder a algunas webs, el problema ya está resuelto para algunos clientes y esperamos recuperar el resto en breve. ¿Nos vais contando por aquí, por favor? Disculpad las molestias ocasionadas”.

Con las horas han ido surgiendo los detalles del ataque. Una cuenta creada este mes de enero ha colgado capturas de pantalla del ataque contra Orange: “He arreglado la seguridad de vuestra cuenta de administrador de RIPE. Mandadme un mensaje para conseguir las nuevas credenciales”, decía el mensaje. A continuación ponía capturas de ese “acceso indebido”, que tenía el potencial de hundir toda su red. RIPE gestiona las direcciones regionales de la red. Por algún motivo solo ha bloqueado ciertos DNS (los sistemas de nombres de dominio) que no ha afectado a toda la red de Orange ni a todos sus servicios. No está claro cómo Orange ha recuperado las credenciales.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *